• Tu cesta se encuentra vacía

Cámaras frigoríficas para las flores

Cámaras frigoríficas para las flores

Cualquier floristería necesita la ayuda de expertos en frío industrial en Barcelona, puesto que, necesita conservar sus flores cortadas en cámaras frigoríficas. El objetivo es mantener la calidad de las mismas y garantizar una estupenda presentación a sus clientes en todo momento.

La necesidad de la refrigeración de las flores

Una flor a una temperatura fría pierde menos cantidad de agua. Un tallo recién cortado, necesita tanta cantidad de agua como si estuviera plantado. Las temperaturas elevadas son el mayor enemigo de una flor cortada, por eso es necesario que se conserve dentro de una cámara frigorífica, ya sea en un vivero o en una floristería, hasta que llegue el momento de entregársela al cliente. El marchitamiento de las flores se produce por una pérdida excesiva de humedad, lo que lógicamente, limitará su longevidad. De hecho, una flor que ha perdido entre su 10 y su 15% del peso original, se mostrará marchita.

La utilización de envoltorios a prueba de humedad y una humedad relativamente alta dentro de una cámara, contribuirán a reducir este marchitamiento y por tanto, a que su vida sea más larga. Por otra parte, una rápida refrigeración después de haber recolectado las flores reduce los riesgos de aparición de bacterias y hongos que provocan numerosas enfermedades postcosecha. Las cámaras frigoríficas también son muy útiles a la hora de transportar las flores. No en vano, se evita el deterioro de las mismas por posibles golpes que pudieran sufrir durante el traslado desde el lugar de recogida hasta la tienda donde se comercializarán.